El Rincón de los Niños Perdidos

"No hay ensayo general, cada día es debut y despedida"

lunes, octubre 29, 2012

Argo

TÍTULO ORIGINAL Argo
AÑO 2012 
DURACIÓN 120 min.
PAÍS EE.UU
DIRECTOR Ben Affleck
GUIÓN Chris Terrio
MÚSICA Alexandre Desplat
FOTOGRAFÍA Rodrigo Prieto
REPARTO Ben Affleck, John Goodman, Alan Arkin, Bryan Cranston, Taylor Schilling, Kyle Chandler, Victor Garber, Michael Cassidy, Clea DuVall, Rory Cochrane, Tate Donovan, Chris Messina, Adrienne Barbeau, Tom Lenk, Titus Welliver
PRODUCTORA Warner Bros. Pictures / GK Films / Smoke House Pictures
PREMIOS 2012: Festival de San Sebastián: Sección oficial (fuera de concurso)
2012: Festival de Toronto: Nominada al Premio del Público (Mejor película)
GÉNERO Thriller. Drama
SINOPSIS Cuando, en 1979, la embajada de los Estados Unidos en Teherán fue ocupada por un grupo de iraníes, la CIA y el gobierno canadiense organizaron una operación para rescatar a seis diplomáticos estadounidenses. Con este fin se recurrió a un experto en el arte del disfraz y se preparó el escenario para el rodaje de una película ("Argo"), en la que participaba un equipo de cazatalentos de Hollywood. (FILMAFFINITY)

Argo es una de esas películas que, debido a estar basadas en una increíble historia real, pueden intentar sorprender más que la propia historia, incluyendo elementos que acaban por lastrar el resultado final. Afortunadamente el buen hacer del señor Affleck y la siempre acertada mano de George Clooney en la sombra, han conseguido que podamos asistir a uno de los pasajes más inverosímiles, pero desgraciadamente real, de la historia de la CIA. Y es que Argo no necesita florituras ni grandes artificios para dejar boquiabierto al espectador, pues la historia de los seis americanos atrapados en el Irán de Jomeini y la estrambótica operación que se montó para sacarlos, es suficiente para dejar perplejo al espectador más pintado.

Como ya todos los niños perdidos sabéis, soy un detractor acérrimo del señor Ben Affleck en su vertiente actoril. Considero que su faceta de actor está más acabada que la serie Lost (gracias al cielo...), a pesar de que la ñoña Persiguiendo a Amy esté incluida entre mis películas de cabecera (pero eso es una historia que deberá ser contada en otra ocasión...). Sin embargo, cuando se pone tras la cámara la cosa cambia. Sus, hasta la fecha, tres incursiones en este terreno (ya prepara la versión del libro Apocalipsis de Stephen King), me parecen de notable alto (en su ópera prima podría aceptar el sobresaliente). Argo no es una excepción y si bien me ha gustado algo menos que Adiós pequeña, adiós, me ha sorprendido mucho más que su segundo trabajo (The Town, Ciudad de Ladrones). Creo que este chico tiene una seña de identidad bien definida que distingue sus películas y si sigue por este camino, puede convertirse en un buen referente. Aprende rápido de los maestros y si Adiós pequeña, adiós me hizo recordar por momentos al Mystic River de Eastwood, Argo me recuerda en muchos aspectos (en especial en el diseño de producción) al Munich de Spielberg. Con esos referentes, mal lo tiene que hacer este chico para no destacar.

La historia de Argo me parece tan rocambolesca, que si no fuera por las fotos originales (emotivo y bien montado colofón final en los títulos de crédito), pensaría que eso de que es cierta se lo han inventado para la ocasión. Creo que con historias como esta es muy fácil escribir guiones, pues la fuerza y la capacidad de enganche que ya de por si contienen los hechos narrados, constituyen un guión sin necesidad de adornos. A pesar de ello, el guionista Chris Terrio, incluye algún que otro elemento, hacia el final de la trama, para acentuar aún más la tensión en los compases finales. En mi opinión todo este aderezo sobra aunque no llega a molestar y ciertamente, a todo aquel que no conozca la historia real lo mantendrá aún más pegado a la butaca. Todo sea por el espectador. A su vez, está muy bien conseguido el contraste entre la opulenta y desenfadada sociedad californiano-hollywoodiense de los finales de los setenta y el cambio político-social que sufrió Irán en dicha época. En este punto cabe destacar la dureza y la tensión de los primeros compases de la película, en la que asistimos a un escueto pero acertado resumen del cambio de gobierno y al dramático asalto de la Embajada Americana.

El plantel actoral destaca especialmente por el gran parecido con los protagonistas reales de la historia. A pesar de que todo gira en torno a los seis "atrapados", quiero destacar el gran papel que realizan el gran Alan Arkin y el no menos grande John Burman. Sus personajes cuentan con los diálogos más ácidos de la película y creo que ambos realmente lo bordan a pesar de los pocos minutos en pantalla. El contrapunto lo pone Affleck y no quiero que mi animadversión hacia él sea la que hable, pero su personaje carece de un trasfondo y el poco que nos muestra es totalmente desaprovechado (tanto a nivel de guión como de interpretación).

La puesta en escena es realmente impresionante. Tanto la fotografía, como el maquillaje, vestuario, banda sonora y exteriores son de quitarse el sombrero. Gracias a todos ellos el espectador se sumerge en aquel fin de década sin ningún esfuerzo. Realmente encomiable la labor de producción.

En definitiva, Argo es una de esas películas que hay que ver tanto por lo entretenida que es, como por lo maravillosamente cuidada y construida que está. Por sacarla un pero, yo diría que ese retocado final lleno de casualidades y curiosas coincidencias chirría un poco y resta bastante credibilidad a una historia, hasta ese momento impecable (dista bastante del final real, más simple y menos cinematográfico), pero es cierto que la taquilla manda. Aún así, creo que si buscas una película que te atrape desde el primer momento y te mantenga en tensión hasta los títulos de crédito (quédate para ver las imágenes reales y verás que han sido calcadas en la película), Argo es una estupenda opción. Eso si, para disfrutar a tope este viaje, te recomiendo no indagar en la historia hasta que hayas visto la película. Lo disfrutarás aún más.


Lo mejor: La historia y un diseño de producción fantástico. Goodman y Arkin se salen también.
Lo peor: Los añadidos cinematográficos finales y Affleck en constante estado etéreo.

Género: Thriller: 4; Comedia: 3; Política: 1; Drama: 3

5 chismorreos:

Thanks to topic
 
Thanks to topic
 
thank u for post

umzug-umzug
 
luxusumzug Fur Wohnungsräumung und favoritenumzug fur Wohnungsräumung und ath-trans fur Wohnungsräumung
 
Excelente película de espías, lo mejor es que es una historia basada en hechos reales. Sale Christopher Stanley que sigo desde Mad Men y hace un gran trabajo en este film.