El Rincón de los Niños Perdidos

"No hay ensayo general, cada día es debut y despedida"

sábado, abril 07, 2007

Surf, chicas y rock and roll

Por skeletor

Hoy tengo el gusto de recomendar una joya del cine de acción de la década de los 90: Le llaman Bodhi.

Johnny Utah (Keanu Reeves), joven agente del FBI es destinado a Los Ángeles, allí se le asignará el caso de unos atracadores de bancos disfrazados con las caretas de expresidentes de los EEUU. Pero no trabajará solo. Su compañero, un veterano agente (Gary Busey), será el encargado de frenar sus impulsos debido a su inexperiencia.

Su misión será infiltrarse en un grupo de surferos, el cual tiene como líder a Bodhi (Patrick Swayze), un amante de las emociones fuertes, en busca de la ola perfecta, que arrastrará a Utah a situaciones extremas.

Acción trepidante, sobredosis de adrenalina, para esta película de Kathryn Bigelow.

Quiero destacar las escenas de acción, magníficas escenas de surf (algunas dobladas por el 8 veces campeón del mundo de surf, Kelly Slater) y el trepidante salto de paracaidismo. Se ve que la directora se mueve muy bien por este tipo de genero, no hay más que echar un vistazo a su filmografía.

No resaltaría ninguna actuación, ya que todas me parecen muy buenas, pero si el cambio de registro de Patrick Swayze, que después de rodar un drama, archiconocido por todos como es Ghost, nos sorprende con esta actuación tan radicalmente distinta. Por otro lado Keanu Reeves continuó una buena temporada en este género "de adrenalina" con películas de la talla de Speed o Johnny Nemonic, hasta llegar, más recientemente, a protagonizar la espectacular saga de Matrix

Entre tanto hombre, no podía faltar la actuación de una mujer surfista, en este caso a cargo de Lori Petty, iniciadora de Johnny Utah en el mundo del surf.

Otro punto a resaltar es su increíble banda sonora, la cual un servidor tiene la suerte de tener entre su discografía selecta. Rock puro y duro, en la que cabe destacar los temas Over the edge (L.A Guns), la versión del Smoke on the water de Deep Purple por Loudhouse, Nobody rides for free (Ratt) y más, que no pongo, por dejaros alguna sorpresa.

Esta película me viene al pelo, para comentar el nuevo proyecto de Russell Crowe, esta vez como director de una película sobre los Bra boys, a cerca de quienes ya se a hecho un documental. Esta banda de surfistas australianos, son delincuentes que controlan playas australianas, limitando y prohibiendo su uso y disfrute.

Tras esto, quiero romper una lanza en favor del mundo del surf. En ningún momento atribuyo a este deporte esa forma de vida, de delincuencia, sexo, drogas…, entiendo que el surf es una forma de vida y que cada uno la interpreta a su manera, pero no por ser surfista se es delincuente.

Bueno, ahora, al que ya la haya visto, le recomiendo verla otra vez, y al que no (¿hay alguien?) pues a verla, no defraudara.